Una vez finalizados los procesos de disolución y liquidación, los liquidadores deberán presentar ante notario una escritura pública de la extinción de la sociedad. La escritura se inscribirá en el Registro de Personas Jurídicas de Registros Públicos y se informará de la cancelación de los asientos registrales de la sociedad. Para dar este paso, es imprescindible que la empresa esté al día de sus pagos.

  • Solicitud con firma legalizada del liquidador.
  • Balance final de la liquidación y anexos firmado por liquidador y contador público colegiado.
  • Decreto ley N° 21621 – ley de la empresa individual de responsabilidad limitada
  • Articulo 421 de la Ley General de Sociedades.

ESCRÍBANOS