Cuando la totalidad de un inmueble se divide en dos o más porciones, cada una de estas porciones se inscribe como una nueva unidad generando su propia y nueva partida registral dejando constancia o anotación en la partida matriz generando una co-propiedad.
Este acto lo formaliza el Notario a petición de parte, siempre y cuando todos los co-propietarios estén de acuerdo, en caso contrario deberá recurrirse al Poder Judicial.

La División implica establecer la porción en acciones y derechos que le corresponde a cada co-propietario; tratándose de derechos hereditarios la ley considera que cada heredero tiene una misma porción respecto del otro u otros. En el caso de 02 herederos, les correspondería 50 por ciento cada uno.

La Partición es el acto a través del cual se establece en concreto, el bien o bienes que le corresponde a cada uno de los co-propietarios

  • Comparecencia de los titulares registrales (copropietarios), portando sus DNIs o documentos oficiales de identidad en caso de extranjeros.
  • Verificación Biométrica de identidad de los solicitantes nacionales.
  • Verificación de identidad con la base de datos de migraciones para los extranjeros.
  • En caso de actuar a través de apoderado, certificado de vigencia de poder actualizado expedido por SUNARP
  • Minuta autorizada por abogado y suscrita por ambas partes, con intervención de los cónyuges, en caso de ser casados.
  • Copia literal actualizada de la partida registral del inmueble.
  • Hoja Resumen HR y predial urbano PU del año en ejercicio.
  • Impuesto predial de todo el año en curso cancelado, correspondiente al inmueble que se divide.
  • Copropietarios: art. 844, 845, 969 Código Civil.
  • División y partición: art. 983, 993 Codigo Civil.

ESCRÍBANOS