Por el arrendamiento el arrendador se obliga a ceder temporalmente el uso de un bien por cierta renta convenida. Un contrato de arrendamiento bien elaborado permita prevenir problemas futuros.

El contrato debe contener dos cláusulas obligatorias: una de allanamiento a futuro y otra de sometimiento expreso a lo establecido en la ley nº 30933.

  • Comparecencia de los titulares registrales (Arrendador) y beneficiarios (Arrendatarios), portando sus DNIs o documentos oficiales de identidad en caso de extranjeros.
  • Verificación Biométrica de identidad de los solicitantes nacionales.
  • Verificación de identidad con la base de datos de migraciones para los extranjeros.
  • En caso de actuar a través de apoderado, certificado de vigencia de poder actualizado expedido por SUNARP
  • Minuta autorizada por abogado y suscrita por ambas partes (arrendadores y arrendatarios), con intervención de los cónyuges, en caso de ser casados.
  • Copia literal actualizada de la partida registral del inmueble.
  • Acreditar la cuenta del abono bancario donde se realizarán los pagos de la renta.
  • Arrendamiento: Código Civil, art. 1666 y ss. Código Civil.
  • Inscripción en Registros Públicos, art. 1708° del Código Civil
  • Artículos 12, 15, 17 y 169 del TUO del Reglamento General de los Registros Públicos

ESCRÍBANOS